Gianinna Maradona

Tener mi propia marca de ropa era lo que quería hacer hace mucho tiempo pero no me animaba.
El nombre lo elegí porque, cuando me sentaba a dibujar y me ponía hacer figurines, sentía que era como ir a terapia, que hacía catarsis a través de mis diseños y que lograba transmitir mis diferentes estados.
Me sentaba en “mi lugar” y me pasaba horas escuchando música y pintando cada detalle del figurín para que fuera “perfecto”.
El tiempo se detenía y solo éramos el figurín, la música de fondo y yo.
Hay momentos en la vida donde uno se siente preparado para hacer lo que realmente quiere, donde realmente agradece estar parado donde está y logra liberar emociones.
Es gratificante el poder sacar las cosas que te bloquean para afuera y poder hacer CATARSIS.
Fue mucho esfuerzo y dedicación porque iniciar una marca no es nada sencillo y encima soy una obsesiva de querer estar en absolutamente en todos los detalles y no delegar nada, desde comprar las perchas hasta ir a pagar las telas.
Pero, en definitiva, es una satisfacción hermosa poder hacerlo.

Haciendo Catarsis hice moda | @wearcatarsis

Cada inscripción de esta colección tiene un por qué y una anécdota, las remeras y musculosas hablan por sí solas y no tengo mucho más para decirles sobre ellas, son simples pero lo son TODO. La gama de colores es de blanco, gris y negro, todas de algodón 100% pima. Los jeans son una edición limitada para el lanzamiento y cada uno tiene un diseño bastante particular con sus respectivos parches.
Esto suelo leerlo muy seguido y lo tengo pegado al lado de mi computadora donde paso los figurines a Illustrator, donde pinto, sueño y suelo pasarme horas dibujando:

“Cuando logro calmarme, entiendo.
Cuando puedo esperar, las cosas llegan.
Si sonrío, siento que me hablan más lindo.
Si me relajo, las cosas se acomodan.
Si puedo respirar pausado, no tengo ningún miedo.
Si me cruzo de vereda, lo que me daba rabia, me da ternura.
Cuando no reclamo, GANO.
Cuando entiendo que confiar es NO saber, confío.
Así estoy. Mirando los contextos para entender los actos y aprendiendo tanto.”

Catarsis

Procede de la filosofía griega. Autores tan célebres como Aristóteles hablaron sobre esta cuestión. Remite a la liberación de las pasiones, es decir, a la expresión de los sentimientos internos que produce una sensación de liberación plena y de pureza. Una catarsis remite también a un hecho que marca de forma profunda un punto de inflexión en la vida de una persona. En ese caso, la verdadera catarsis se produce cuando la persona logra liberar todas esas emociones a nivel interior. La catarsis está vinculada con el efecto que produce una tragedia. De esta forma, el ser humano también puede experimentar una catarsis a través del arte.

A través de este proceso, el ser humano se siente mejor consigo mismo, se libera de todo aquello que le hace daño a nivel interno y recarga su energía emocional gracias a la expresión interior que surge de la libertad.

Hacer Catarsis:

  • Libera
  • Sana impurezas
  • Tiene un efecto purificador emocional, corporal, mental, espiritual
  • Elimina recuerdos perturbadores

Cuando una persona logra hacer catarsis experimenta un CAMBIO.

Una catarsis

Es una descarga emocional que surge a partir de la compasión y el miedo. Dos emociones que tienen un efecto inmediato. Los filósofos griegos consideraron que el alma humana se purifica a partir de estas pasiones: la compasión y el miedo que mueven el espíritu generando un remolino de sensaciones.
Aunque la catarsis conecta con el miedo y la compasión conviene puntualizar que el proceso de purificación de las pasiones también puede partir de la risa por su alto poder liberador a nivel terapéutico: una persona que se ha reído de verdad durante un rato se siente muy bien consigo misma al punto de que ha logrado alejar durante un tiempo todas las preocupaciones, los miedos del futuro, las ansiedades y cualquier tipo de inquietud interior gracias al bienestar que surge de forma directa de una buena carcajada. La catarsis tiene un alto valor antropológico y también, terapéutico.